PUNTO DÉBIL (Vivir con cáncer)

PUNTO DÉBIL (Vivir con cáncer)
0Shares

El inicio de la enfermedad no es la propia enfermedad, nuestra mente una vez que se confirma empieza a trabajar de forma distinta.

El día que me lo diagnosticó el doctor Oscar Castellon, me quedé sin aire, había pasado por èpocas laborales complicadas, de mucha demanda.

Me sentía muy cansado, había cosas distintas en mi cuerpo que no correspondían al funcionamiento normal.

Pero aún asi continué en mi trabajo, me tocaron dos campañas, y afortunadamente mi labor no fue tan demandante fisicamente, sin embargo, las temperaturas de más de 40 grados afectan.

Un día venía de trabajar en la noche y pare en una gasolinerìa de la carretera para hacer mis necesidades biológicas y no sucedieron. Es decir ya había problemas en mi cuerpo muy alarmantes.

Le llamé por teléfono al Dr Castellon y le dije lo que sucedia, apurado me dio, te espero en media hora en tu casa. Llegué, me inyectó, pude hacer del baño pero después de eso ya las cosas tomar un rumbo diferente.

Análisis y la interpretación que determinara mi enfermedad. En el caso de mi enfermedad, no fue el cáncer el que me afectó propiamente, sino los tratamientos.

Las quimioterapias son las que deterioran propiamente los òrganos del cuerpo humano, y mientras más agresivo sea el coctel de medicinas que te ponen más daños provoca el tratamiento.

En esta primera entrega aportaré para todos aquellos que padecen cáncer que no hay remedios caceros ni ancestrales que te curen. Las quimioterapias y la radioterapia es lo ùnico que te curarà.

Sin embargo he de adjuntar algo a esta idea, la alimentación es importante, hay que aprender a comer con mejor calidad. No importa que estes flaco, gordo, etc, etc. Lo relevante es que desde que te declaran cáncer hay que comer mucho mejor.

Yo tuve la fortuna de conocer a una nutrióloga que se epecializaba en personas con enfermedades vinculadas al riñón y ella de alguna forma me hizo entender que primero antes que buscar adelgazar o demás requerimientos, hay que comer aportando verdaderos nutrientes a nuestro cuerpo.

Lo primero que me dijo fue, nada de lastas, nada de comida conservada, y de ahi partimos, hacía décadas que no comia una sopa de fideo con jitomate natural, y asi empezò mi camino.

Unos días bien otros mal, pero lo que si fue valioso es que cada día se reafirmaba el que mucha comida chatarra provocaba unas infecciones y diarreas terribles en mi organizmo, lo que raratificó lo que la nutriologa mi dijo.

Asi, mientras experimentaba con la comida fue pasando el tiempo y mi cuerpo fue intentándose recuperar, hoy tengo 3 años cumplidos desde que me detectaron el cáncer, dos operaciones y varias quimioterapias.

Esta historia continuará…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *